El día que descubrí que necesitaba gafas

Necesito gafas. Y no me había dado cuenta. No notaba que no veía bien. Solo parecía todo un poco borroso. Leo mucho, trabajaba muchas horas frente al ordenador y después de trabajar me ponía a escribir mis novelas. Pensaba que era cansancio y que estaba forzando demasiado la vista. Mi kindle cada vez tenía la letra más grande, pero seguía borrosa y yo lo compensaba durmiendo más los fines de semana. Pero ni por esas.

Nunca se me ocurrió, ni por un momento, que pudiera necesitar gafas. No hasta que le regalé Mejor Contigo en papel a una amiga.

La leyó muy rápido, y me dijo que le había gustado mucho.

-No me digas eso, quiero críticas -le pedí.

-En serio que me ha encantado -insistió -, solo hay una cosa que no entiendo.

-¿Qué? -pregunté yo, rápida y veloz. Tengo la firme convicción de que conocer tus defectos te ayuda a mejorar.

-¿Por qué hay cambios en la tipografía?

Me relajé, no parecía un error grave, no decía que mi novela estaba mal escrita.

-Porque cuando hablan a través de whatsapp cambia un poco la tipografía.

-No. No me refiero a eso -me dijo buscando el libro en su bolso.

Lo sacó, pasó unas cuantas páginas y me lo mostró.

Yo lo veía todo igual.

-¿No lo ves?

-No -Las letras estaban borrosas, como siempre, pero aparentaban ser todas iguales.

-Aquí y aquí son diferentes -dijo ella. Pasó páginas -¿Ves? Aquí vuelve a cambiar y aquí se pone más pequeña de nuevo.

Según ella había cambios de tipografía por todas partes. Y yo no los veía. En serio.

— Vale —me dijo cerrando el libro —vamos a la óptica.

Salimos de mi casa, era casi la hora de cerrar y me hizo andar muy rápido.

Cinco o diez minutos más tarde estaba sentada en una silla con esas gafas a las que les van poniendo cristales. ¡Dios, cómo pesan!

—¿Ves mejor así? —me preguntó el óptico después de hacer varias pruebas.

— Creo que sí — contesté yo un poco alucinada.

Mi amiga sacó de nuevo el libro del bolso. Me lo pasó abierto por una de las páginas con cambios de tipografía.

—¿Los ves ahora?

gafas para leer

Ya lo creo que lo veía. Ya lo creo. Los veía y lo veo. En casi cada página, sin ningún tipo de lógica o sentido, hay cambios de tipografía. Edité el documento sin darme cuenta del error. En canto tuve mis gafas lo solucioné y envié la nueva versión a Amazon (bendita autopublicación).

Primer problema solucionado. Pero tengo otro problema por solucionar…

Hice un pedido de bastantes libros y no he tenido narices de venderlos con esos cambios de letra.

Mi amiga, después de dejarme llorar un rato, me dijo que no era para tanto. Que seguro que nadie se daba cuenta. Pero soy incapaz de vender algo que sé que está mal, aunque necesito recuperar el dinero de la inversión para poder imprimir los nuevos.

Por eso te pido disculpas, querida lectora que aún no has leído mi libro en papel, no es un error que incomode ni que evite la lectura, pero no me gusta que mis libros estén así. Por ello puedes comprar la novela a mitad de precio, aquí en mi web, hasta que se me acaben, pueda recuperar la inversión y pueda hacer un nuevo pedido de libros a la imprenta de Amazon. ¿Te animas a leer Mejor Contigo?

Bruna Salat

Escritora de Novela Contemporánea y Feel Good. Autora de "Mejor Contigo" (disponible en versión Kindle en Amazon)

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Comment: