Por qué escribo novela romántica

novela romántica

Hoy quiero explicar por qué escribo novela romántica. Y es que hace días que le doy vueltas a mi blog. No en sentido literal, que está tan abandonado que temía encontrarme una calavera con cuernos y ver pasar un manojo de hierbas secas arrastradas por el viento cuando volviera a entrar. Pero no, quizás es una de las suertes de no dedicarme al western. Ni al humor, vale.

Pues eso, que hace días que le daba vueltas y más vueltas: tengo que escribir, QUIERO escribir en el blog. ¿Pero qué diablos escribo? Dicen los gurús americanos que lo primero que tienes que escribir en tu blog es un manifiesto. Y yo estoy totalmente decidida a sacarle el polvo al blog (y las calaveras con cuernos y los manojos de hierbas rodantes). Así que me he preparado un calendario editorial con los títulos de las próximas entradas, sirva esta entrada como muestra de buenos propósitos y, ya que estamos, como manifiesto.

Escribo novela romántica porque…

No soy romántica

No sé si soy una chica dura, perono me gustan las ñoñerías. No me gusta que me dominen. Ni tener que dominar a alguien para que esté conmigo. Me gusta ser como soy. Pero resulta que también tengo emociones y el amor sí me gusta. Me gusta enamorarme y que se enamoren de mí. Me gusta ser feliz con la vida que tengo. Pero me gusta imaginarme otras vidas en las que también podía ser feliz. Imagino universos paralelos. Me gusta imaginarme la vida de otras mujeres, otras que ni siquiera en universos paralelos podrían ser yo. Y en las historias que imagino hay amor, y muchas otras cosas, pero no hay ñoñería. No. Ojo, que eso no quiere decir que no “pasen cosas bonitas”, pero que sean originales sin ser empalagosas.

Por eso escribo novela romántica, porque las emociones y el amor no tienen que ir acompañados de ñoñería y cursiladas.

No me gustan las relaciones tóxicas

Por si no quedaba claro en el punto anterior, no soporto las relaciones tóxicas, ni entre parejas o familia ni entre amigos. Yo, personalmente, prefiero estar sola que mal acompañada. En muchas novelas románticas leo historias de mujeres que temen estar solas. No me gustan ese tipo de historias. Una es lo que es por lo que es, no por quien tenga a su lado. O por cómo y cuánto la quieran. No me gustan las medias tintas. No me gusta conformarme con algo que me parece mediocre por miedo a quedarme sin ello después. Prefiero no tener pareja que tener una pareja mediocre.

Por eso escribo novela romántica, porque creo en las relaciones intensas, sin necesidad de recurrir a la toxicidad, ni a los malos tratos.

No me gusta el machismo

Si en la novela romántica se esnifa machismo es porque en la vida real se respira de forma habitual. La novela es un reflejo de la sociedad. Las que escribimos no somos marcianas. Las que escriben de forma machista es porque lo ven tan natural que ni se lo plantean. Otra opción es que lo hacen a conciencia porque escriben para un público determinado.

Por suerte, no todas las novelas románticas son así, ni todas las escritoras somos machistas.

Por eso escribo novela romántica, porque creo que hacen falta más historias de hombres y mujeres que se salgan de esos roles machistas y jerárquicos.

por qué escribo novela romántica

Me cuesta leer novela romántica, que me guste

Lo lógico sería dedicarme a un género que me gustara más como lectora. Supongo. Pero ¿y si es la ñoñería, el machismo y las relaciones tóxicas (a parte de lo mal escritos que están algunos libros) lo que me causa rechazo en el género?

Porque cuando una novela romántica me gusta, me gusta mucho. En serio. Me encanta enamorarme de sus personajes, contagiarme de su TSNR, emocionarme con lo que les pasa, enfadarme y reírme con ellos. Me divierten y me distraen. Si son buenas me enganchan mucho. Me engancha más saber cómo sigue la historia de esos dos, que quién es el asesino, por ejemplo. Pero solo en contadas ocasiones, la mayoría de las veces las novelas románticas que leo, no me llegan.

En la novela romántica hay muchos mundos: hay romántica histórica, romántica de misterio, romántica paranormal… Me gusta leer historias de mujeres con vidas diferentes a las mías, o con vidas similares pero situaciones totalmente diferentes. Me parece enriquecedor en ambos sentidos y si la novela romántica y la escritora es buena, habrá mucho más en el libro que una sola historia de amor. Dos. O tres.

No, en serio, mientras nos cuentan esa historia de amor conocemos profesiones, ciudades, mundos y situaciones por las que no hemos pasado. ¿No es eso lo que buscamos cuando leemos?

Por eso escribo novela romántica, para contar historias más allá de “cómo se enamoran dos personas”. Porque como me cuesta encontrar novelas que me gusten, un buen día decidí escribir las que me gustaría leer. Porque el amor es la excusa para contar otras formas de vida, mis mujeres no son mujeres que luchan por el amor sino que luchan por ellas mismas. Y si encuentran el amor, mejor que mejor. ¿No?

Así que aquí estoy. Esta soy yo y por eso escribo novela romántica.

Bruna Salat

Escritora de Novela Contemporánea y Feel Good. Autora de "Mejor Contigo" (disponible en versión Kindle en Amazon)

Click Here to Leave a Comment Below
Carmen - 2 marzo, 2017 Reply

Hola,

¿Qué es el TSNR? Le estoy dando vueltas y no logro caer… yo leo de todo aunque es verdad que de un tiempo a esta parte lo que más abunda en mis lecturas son románticas. Yo en una lectura busco que me remueva algo por dentro, independientemente del género que esté leyendo, que me haga disfrutar, sufrir, reír, llorar… no lo sé, pero no me cierro a historias porque la relación de los protagonistas sea tóxica. Para mí hay millones de historias que contar y no tengo porqué identificarme con ellas, lo que sí quiero es leer historias bien escritas, bien contadas y que se me queden grabadas en la memoria por uno u otro motivo.

Enhorabuena por que tengas la novelas ya en papel. Suerte

Abrazos,
Carmen

    Bruna Salat - 2 marzo, 2017 Reply

    Hola Carmen!
    TSNR= Tensión Sexual No Resuelta

    En cuanto a la toxicidad… no es que no pueda leerlas, lo hago. Si leo un libro con una relación tóxica y la protagonista lo supera o no lo supera, pero no me lo venden como si tuviera que desear tener una historia de amor así, me gusta. Si, por el contrario, la protagonista se mete en la boca del lobo y me lo cuentan como si fuera la más bonita historia de amor, no me gusta. En cambio, cuando leo una novela desde el punto de vista de un asesino y no le pillan, no siento que sea una oda al asesinato… En fin, supongo que es un tema que me resulta espinoso.
    ¡Muchas gracias por tu comentario!

Daniel de Culla - 2 marzo, 2017 Reply

Bruna dices muchas verdades porque las sientes, pero otras,a meda tinta, pues el Romanticismo es mucho más que eso.Que el machismo domina, y es así, porque nunca se ha dejado expresarse a las mujeres. Recuerdo unos versos de una poesía tradicional que siempre fueron para mí el desarrollo de la novela romántica en todos sus géneros; estos:
“Hay un niño pequeñito que a los seis años no llega. Lo toma su padre en brazos, le dice de esta manera: – Dime quién de casa sale, dime quien en casa entra. El niño contestando: -En casa entra un alférez que con madre mucho juega; le da besitos y abrazos como si usted mismo fuera”.

    Bruna Salat - 2 marzo, 2017 Reply

    Me ha recordado una novela de Murakami en la que el protagonista tiene un recuerdo de cuando era niño: de su madre, a quien un hombre lamía los pechos y no era el niño ni su padre.
    Estoy de acuerdo en que digo lo que siento, no pretendía hablar del romanticismo sino de por qué me decanté por escribir novela romántica, estas son algunas razones, tengo más, poco a poco os lo iré contando. Me gusta conocer puntos de vista diferentes. Gracias por tus aportes.

Leave a Comment: